martes, 18 de abril de 2017

La densidad.

Para entenderlo, pensemos en lo siguiente: toma un puñado de plumas, papel o cualquier cosa “ligera” que encuentres. Ahora, toma un puño de monedas. ¿Podrías contestar cuál pesa más? 

Dado que la medida es tu puño, podrías afirmar que las monedas que caben en un puño pesan más que las plumas o papel que caben en ese mismo puño. Si lo comprendiste, entonces ya sabes de qué se trata la densidad, objetos o materiales que ocupan un mismo espacio pueden ser más densos (más pesados, como las monedas) o menos densos (menos pesados, como las plumas).

Sin embargo, la densidad también afecta a los líquidos y produce fenómenos sorprendentes. Por ejemplo, el hielo es menos denso que el agua líquida, por eso flota. Si no fuera así, los glaciares se hundirían,o  las capas de hielo en los lagos se formarían desde el fondo hacia arriba, en lugar de en la superficie. Todo esto se debe gracias a las distintas densidades.

Qué necesitamos

  • Un vaso de vidrio transparente
  • 25ml de miel
  • 25 ml de agua potable
  • Colorante artificial rojo
  • 25 ml de aceite comestible
  • 25 ml de alcohol
  • Un pedazo de papel aluminio
  • Tiza blanca
  • Pieza pequeña de hierro

Procedimiento

Es muy sencillo y no requiere supervisión de un adulto. Simplemente colocaremos el agua, el aceite y la glicerina en la botella. Se agrega el colorante, preferentemente líquido gota por gota. Se deberá observar cómo va bajando cada gota de colorante y cómo se va disolviendo en las distintas capas de nuestro líquido. Una vez que pongamos suficiente colorante, podemos agitar vigorosamente la botella para ver qué sucede con los colores.
Para mejorar aún más este experimento, se pueden conseguir colorantes especiales que no se disuelven en agua, pero sí se disuelven en aceites y grasas. Así, tendremos una botella multicolor muy interesante.

Explicación

Se dice muy frecuentemente que este experimento se basa en las distintas densidades de los líquidos. Eso es parcialmente cierto, el hecho de que posean densidades distintas permite que un líquido flote por encima del otro. Sin embargo, existen algunas razones adicionales por las cuales este experimento se puede llevar a cabo que son un poquito más complejas, pero igualmente interesantes.
Se dice que es parcialmente cierto porque por ejemplo agua y alcohol también tienen densidades distintas, sin embargo al preparar una bebida, es imposible distinguir dónde quedó el agua (o refresco o zumo o lo que sea) y dónde quedó el alcohol. Esto es porque los dos líquidos pueden disolverse entre sí con mucha facilidad, sin importar qué cantidad agreguemos de uno u otro. En el caso del agua y el aceite, la forma de las moléculas impide que se disuelvan entre sí, es decir, nunca podrán mezclarse o disolverse entre sí. Al no poder disolverse y tener diferentes densidades, el líquido más ligero o menos denso flota por encima del más denso. Ahora podríamos contestar una vez terminado el experimento: ¿qué es más denso, el agua, el aceite o el alcohol? ¿Por qué?

0 comentarios:

Publicar un comentario

Aquí puedes dejar tus dudas, comentarios, sugerencias...
Por favor, utiliza un lenguaje apropiado, y no escribas en mayúsculas. Si no cumples esta norma, tu comentario será retirado.